Angel's grace Highschool



 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Chiara Breathing

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Chiara

avatar

Mensajes : 258
Sabiduría : 217
Localización : Torturando chicos...~

MensajeTema: Chiara Breathing   Dom Jun 20, 2010 2:13 pm







·Nombre: Chiara.
·Apellido: Breathing.

·Nació en: Italia.

·Sexo: Femenino.
·Sexualidad: Hetero.
·Edad: 17

·Descripción psicológica:
Una joven bastante marcada por un cruel pasado, es bastante siniestra y siempre va deambulando por los rincones mas oscuros e insospechados. Es bastante extraña, tanto por su forma de actuar como de hablar y pensar, siempre dentro de un mundo irreal que ella misma creó y sustituyó dentro de su mente por el real. Pese a su forma de ser mas bien oscura y deprimente, es realmente espontánea e inquietante, siempre haciendo cosas impensables para una chica de su edad. Es realmente lanzada, y siempre anda provocando... En todos los sentidos de la palabra. Rebelde y siempre seca, trata como si de algo normal se tratara a los chicos con tal de provocarlos y atraerlos de la forma mas indecente posible; una forma de ser que no es mas que el resultado de unos hechos del pasado que hicieron nacer en su interior un irremediable y profundo odio hacia los chicos y... según sus pensamientos, su único y principal interés que tanto tiene que ver con el sexo opuesto. Y no, pese a esos hechos traumatizantes, aprendió a no tenerles miedo desarrollando esas malas artes para engañarlos y hacerles sufrir a la par; sinó asco y un profundísimo repulso.

·Le gusta: Hacer sufrir a los chicos utilizando malas artes (?), hacer correr a los chicos, ahuyentar a los chicos o, en caso contrario y lo que pasa un mayor número de veces tras los... provocativos acercamientos de la joven, atraerlos para hacerlos sufrir aun mas al final. También le gusta la música triste, ir perdida y en su mundo por los rincones mas oscuros, y la vestimenta oscura. Y la oscuridad. Y todo lo relacionado con el negro... y la oscuridad. Y se pasa horas y horas viendo películas de terror en su portátil. Y, y, y... le gusta usar conjunciones de forma exagerada.
·Le desagrada: Los chicos, sin excepción, y les hace sufrir a causa de su forma de verlos, utilizando en su contra lo que cree que es su mayor y asquerosa debilidad. A las chicas las tolera, siempre y cuando no sean las típicas zorras, como a ella les gusta llamarlas, principal objetivo del tipo de chicos a los que tanto odia (y que para desgracia de la humanidad masculina, piensa erróneamente que lo son todos). Si, vale que ella se comporte EXACTAMENTE como ellas aunque de una forma mas sádica, indiferente y digna de asustar a cualquiera, pero ella tiene otros fines mas... terroríficos todavía, que no precisamente consisten en ligárselos.

·Descripción física: Una joven de 16 años bastante bien formada, con un físico digno a llamar la atención de cualquier chico. De tez mas bien pálida y complexión física normal, no extremadamente delgada pero manteniendo una linea perfecta, es de estatura media.
Por la espalda e incluso a veces por delante de la cara se desliza un siempre suave y bien cuidado pelo de un color anaranjado, bastante brillante y bonito.
Sus ojos, casi inexpresivos y apagados, muertos, son de un extraño color verde también realmente atenuado y claro.
·Vestimenta: Suele llevar camisas bastante ajustadas que no hacen mas que acentuar mas su perfecto físico, dejando al descubierto los hombros y siempre decorándose con corbatas colocadas mal, descuidadamente, algo que le da un aire todavía mas rebelde si cabe. Por lo general, suele llevar minifaldas realmente cortas.
Toda su vestimenta se compone de colores oscuros, cuando no es directamente negra.

·Clase: 4ºA

·Club: Deportes urbanos (skater)

·Historia:

"This is the last night you'll spend alone
Look me in the eyes so I know you know
I'm everywhere you want me to be
The last night you'll spend alone
I'll wrap you in my arms and I won't let go
I'm everything you need me to be"



Suspiró al escuchar de nuevo en su móvil esa canción que sonaba constantemente en su mente. Su canción favorita. Aquella que tanto daño le hacía, pero que tanto le hacía recordar el por qué de todos y cada uno de sus objetivos en aquella vida, los únicos que a partir del momento de decidirlos hicieron que no quisiera volver a ponerle fin.

Se encontraba en el coche, de camino a un extraño instituto internado al cual sus padres, al borde de la desesperación, habían decidido internarla tras tantos horribles sucesos...
"Y es que debían hacer que su hija se aislara de la vida que había llevado hasta el momento. No sabían que habían hecho tan mal para qu esu hija hubiera intentado suicidarse".
Sí. Haría apenas un día que había salido del hospital, y aun llevaba la muñeca vendada.
Allí, en el coche que conducía a toda prisa hacia el centro de un curioso bosque que tanta magia y paz le transmitía en dirección al Angel's Grace Highschool, la joven no hacía mas que mirar al cielo, mientras recordaba... los motivos...
...por los cuales...
...debería vivir tanto allí dentro, ...experimentando cómo un cruel pasado estaba empezando a mostrar sus cicatrices;


Hija de un matrimonio Italiano cuyo padre es un conocido y prestigioso pintor que ha ido enriqueciéndose poco a poco con sacrificio y bastante suerte de parte de una generosa vida que no ha hecho mas que tratar bien al matrimonio mientras luchaba por salir de la humildad, cuya madre también empezó siendo una simple empresaria hasta convertirse en una gran comerciante de los cuadros de su marido, siempre ha poseído una vida monótona y tranquila en una enorme y silenciosa casa de Venecia en la cual, con sus padres siempre ocupados y descuidándola a partir de los 13 años, ha podido ir a su bola desde entonces, creando ella solita su personalidad algo sombría y tenebrosa, casi deprimente para una niña de su edad.

Y aun así resultó que desde que entró al colegio, no hizo mas que conseguir amigos y mas amigos, siendo bastante social y popular, aunque de forma de ser algo delicada y frágil, dejándose afectar por cosas pequeñas y sin importancia.
Cuando entró al instituto a los 13, empezó a formarse como una bella adolescente a la que todos los chicos deseaban, y la inocentona y aun infantil joven, pese a casi siniestra y siempre con un aura triste a su alrededor sin saber muy bien por qué, seguramente por el poco cariño recibido de sus padres durante toda la infancia, no se daba cuenta de cuando la manipulaban y dejaban de manipular, siempre amable y atenta pese a su forma de ser con todo el mundo. TODO el mundo.

[/center]

Pasaba tanto..., tanto tiempo con los chicos solo porque estos se lo pedían..., que empezó a encariñarse de uno que parecía bastante mono, amable y con un enorme corazón.
Era con el que mas tiempo pasaba, conociéndose, riéndose y entablando con el paso del tiempo una fuerte amistad.



Hasta que se enamoró de verdad, a los quince años, y allí fue cuando su forma de ser se desenvolupó forzosamente, definitivamente; cuando sufrió mas.

Ya era bastante madura. Dejó de hablar considerablemente en comparación a cómo era haría unos años. Era mas sombría, oscura, deprimente. Nadie quería acercársele simplemente por eso.
Nadie, excepto él. Él la comprendía.
Mediante fue creciendo, el también empezó a volverse un joven triste y solitario, simplemente tenía como única amiga a Chiara, de la cual no sospechaba nada respecto a sus sentimientos. El también estaba locamente enamorado de ella, aun con todo.


Ambos vestían con el mismo estilo, se complementaban a la perfección, hacian una pareja perfecta..., aunque el era bastante tímido e iba de mosquita muerta y chico bueno por la vida.
-Já.
Y Chi lo quería tanto...
Pero aun así él no era suficiente. No lograba darle vida. Ella seguía como apagada, muerta, triste, sola... Odiaba su forma de ser, pero no podía evitarlo.

Ella empezó a desarrollar diferentes gustos y preferencias, como la música, su pasión por la guitarra eléctrica, el skate... y mil cosas mas que llenaban tan solo un poquito su vida sin sentido.

Empezó a casi deprimirse mas, y mas, y mas, hasta llegar al punto en que simplemente el no verse correspondida, o al menos eso creía Chi, por el chico, la destrozaba incluso mas, y mas y mas, por dentro.
Muchas fueron las veces en las que, dejándose llevar por aquel agujero negro de sentimientos contradictorios del cual no podía escapar por mucho que lo intentara, que era su corazón, pensó en terminar con su vida, pero nunca se atrevía.
No sin recibir un por qué lógico de por qué precisamente ella tenía que pasar por aquello sin motivo aparente.

Hasta que un día sucedió, cuando tenía recién cumplidos los 16 años.
El chico le dijo para quedar tras las clases, por la tarde.
Habían hablado mucho de lo desesperada y triste que se encontraba Chi últimamente, y le dijo que quería hacer algo para animarla, y que aquella tarde iban a divertirse mucho.

"Si, y una mierda... Los chicos sois todos iguales"- pensaba entonces Chiara en el coche de camino al instituto mientras seguía recordando.

Justo como le había dicho, había ido a reunirse con el a las siete, cuando estaba atardeciendo, en un bonito acantilado junto al mar tras el cual verían el sol ponerse. Iba a ser muy romántico, y Chi estaba realmente ilusionada.
Cuando lo vio llegar con una media sonrisa misteriosa de las suyas, Chi se la devolvió exactamente igual. La pobre no sabía sonreír de otra forma que no fuera aquella; desganada, o maliciosamente.
Pasaron una tranquila tarde charlando de sus deprimentes asuntos mientras veian el atardecer, abrazados, hasta que el chico se le confesó, y Chi al igual le dijo que era correspondido.
Y se echó a llorar, por primera vez, de felicidad en vez de por pura pena.
Y él empezó a besarla, y aunque ella se sentía incómoda, no se resistía, e intentaba obligarse a disfrutar del momento.

Pero entonces empezó a acariciarla... hasta que la cosa empezó a subirse de tono, y ella le suplicaba que parara, pero él se negaba, la ignoraba y seguía a lo suyo.

Estaban en una zona bastante aislada, así que nadie escucharía los gritos de la joven y aun con todo inocente chica...

Y las cosas prosiguieron tal y como Chiara, en el mismo momento en que él empezó a obligarla a hacer todo aquello, había sospechado.
Hasta el punto en que directamente, por ahorrar detalles innnecesarios, crueles y demás barbaridades, se podría decir sencillamente que terminó violándola.

Y tras ello, avergonzado, se fue, dejándola allí tirada durante horas y horas que pasó llorando, hasta las doce de la noche, cuando volvió a casa intentando hacer como si nada hubiera sucedido delante de sus preocupados padres, dolorida y con algún que otro golpe a causa de la fuerza del chico por aprisionarla, sin escapatoria...

Cuando la recibieron le dijeron que hablarían al día siguiente y ella les tendría que contar que había hecho fuera como para llegar tan tarde.

Y se vio obligada a ello; No se sentía con fuerzas de continuar con su absurda, destrozada y saboteada vida. No quería. Solo con pensar en seguir observando cómo los dias iban muriendo, con cada vez mas rápidamente su corazón, para dar paso a unos nuevos que la harían sufrir cada vez mas, iba destrozándose mas y mas mentalmente.

Por lo que lo hizo.
A las cinco de la mañana, cuando aun tardaría en salir el sol, quiso evitar volver a ver nacer un nuevo día. Quiso hacer que su vida terminara exactamente el día en que debía terminar.
Se dirigió a la cocina y sin vacilar ni un solo instante, totalmente muerta por dentro, y aparentemente sin espíritu, cogió un afilado cuchillo y se lo llevó a la muñeca, para hacerse un profundo y largo corte, seguido de un grito de dolor que no hizo mas que despertar a sus padres, ver la escena y... bueno.

A partir de allí sus recuerdos se tornaban borrosos. No sabía cuanto tiempo pasó en el hospital, pero cuando apenas se había recuperado ya la estaban mandando alejada de su anterior vida...
Nadie hizo preguntas. Nadie quería hablar de los motivos que llevaron a la joven a hacer aquello. Por puro terror a descubrir una cruel respuesta, de la cual en realidad se trataba.
Porque sí; en el hospital la exploraron, y descubrieron... o al menos podían intuir... lo sucedido aquella noche. Sus padres, sin duda alguna, estarían enterados, y ella se moría de verguenza, de asco, de repulso. El repulso que se daba a ella misma, a su propio cuerpo, pero ante todo lo anterior, a los chicos.

Entonces volvió a desviar la mirada hacia el paisaje al ver que el sol estaba empezando a ponerse tiñiendo el cielo de aquel rojo que tan malos recuerdos le traía... El cual había sido su color favorito durante tanto tiempo, y que por tantas razones había dejado de serlo para sustituirlo por el de sus preciadas sombras; el negro.
-Los chicos...- pensó, decidida-... sois todos odiosos. Solo pensais en eso. Eso, y eso.
Pero yo..., yo voy a daros una lección a todos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Naiemh

avatar

Mensajes : 463
Sabiduría : 838
Localización : Delante del ordenador..., seguro.

Ficha de tu avatar
Nick: Naery
Exp:
50000/50000  (50000/50000)
PH: Infinitos

MensajeTema: Re: Chiara Breathing   Dom Jun 20, 2010 7:04 pm

todo chachi y en orden!
200MC, 50PH!
Cierrooo~


By Coraline, gracias mil, artista del 1000 *.* :
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://agh-rol.foroes.org
 

Chiara Breathing

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Angel's grace Highschool ::  :: Crea tu personaje real-